Guacamole de manzana ácida

Hoy presentamos la reinvención de una de las recetas antiguas ya publicadas por nosotros y que es de interés gastronómico al ser utilizada en casi todos los restaurantes del mundo. Esta receta es la de guacamole, una mezcla de aguacate, cebolla, tomate, chile, ajo y limón; que ya sea como acompañamiento de nachos, de acompañamiento de hamburguesas, tomado como tapa… es una receta apreciada por los paladares más exigentes, fresca y agradable para saciar el apetito más voraz.

En esta receta vamos a darle una pequeña vuelta de tuerca con la introducción de la manzana Granny Smith. Una manzana con toques ácidos que va en consonancia casi perfecta con este plato, y recuerda que sea esta la manzana que aportas a la receta ya que otra variedad le va dar un sabor demasiado dulce y el resultado será decepcionante.

El aguacate es un alimento perfecto para cuidar nuestra salud cardiovascular, lleno de nutrientes y recomendado por nutricionistas para problemas de inflamación del intestino ya que es un antiinflamatorio natural.

Ingredientes.

  • Un aguacate mediano.
  • Un cuarto de manzana Granny Smith
  • Un diente de ajo.
  • Un limón.
  • Unas hojas de cilantro.
  • Un cuarto de cebolla tierna.
  • Una pizca de sal.
  • Un chile serrano verde.

En primer lugar, cogemos el cuarto de manzana, el diente de ajo, las hojas de cilantro, la cebolla tierna, la pizca de sal, el zumo de limón, el chile serrano y lo picamos todo junto muy fino, si te ayudas de una picadora mucho mejor.

Luego, abre el aguacate, saca la pulpa en un plato y con la ayuda de un tenedor haz una pasta homogénea y fina.

Vierte el contenido de la picadora y lo mezclas bien con el aguacate.

Ya tenemos listo nuestro aguacate de manzana, solo falta que pruebes la mezcla y lo rectifiques de limón si lo crees necesario.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.